Tónico para pieles grasas.

El tónico es un producto indispensable en nuestra rutina de limpieza facial, ¿verdad? Del mismo modo que es tan importante, también lo es encontrar uno que se adecúe a las necesitades de nuestra piel. Ya hace tiempo compartí que uso el tónico de la línea Wonder Pore de Etude House y me gusta mucho, porque no es agresivo, no huele a alcohol y deja la piel muy suavecita y nada reseca. Pero además, como ya comenté en post anteriores, me gusta usar aceite de árbol de té por su poder antibacteriano. A veces lo compro en la herboristería de mi pueblo, y otras, en The Body Shop.

Al principio echaba un poco de tónico y unas gotas de aceite en el algodón y me lo aplicaba, pero un día se me ocurrió mezclarlo y me pareció mucho más práctico. Usé un atomizador que había contenido un acondicionador de viaje, e hice la mezcla. Sólo unas gotas de aceite (10-12) y el tónico, se agita, y ya tienes tu potingue perfecto. De hecho, como el tamaño del frasco dosificador es específico para viaje, lo podéis llevar de vacaciones sin el engorro de tener que meter tanto bote en la maleta. Y siempre podéis aplicarlo, incluso encima del maquillaje, en modo spray hidratante si sentís que la piel se os reseca un poco. A mi me va de coña, en muy raras ocasiones (casi siempre por temas hormonales) me salen granos desde que uso este “invento”, así que si tenéis problemas de acné, os recomiendo que probéis a incluir estos productos en vuestra rutina diaria de limpieza. Además, al usar tan poquita cantidad de aceite diluída en el tónico, la cara no queda con tanto olor a hospital (sí, es muy desinfectante). ¿Qué os parece? ¿Os enamoran los poderes del aceite de árbol de té tanto como a mi? ¿Qué tipo de tónico soléis utilizar?

Tónico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *