Mi potiadicción

No sé cómo empezó vuestra potiadicción, pero la mía lo recuerdo perfectamente.

Fue con la mítica lata de Nivea azul.

Nivea

Me la ponía cada noche antes de acostarme y luego no me podía mover en la cama durante horas porque era tan nutritiva que no había forma de que se absorbiera, jajaja.

Me encantaba el olor y la textura, y la sensación que dejaba en la piel.

De aquello a esto… sólo van unos cuantos botecitos de potis más 😛

¿Cómo empezó vuestra potiadicción?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *