Comida coreana.

Inauguramos nueva sección (como siga así, nos quedamos sin pestañitas…) porque la ocasión lo merece, y porque esta categoría ya estaba planeada pero la dejé un poquitín de lado en favor de otras de actualización más inminente. Pero como no podía ser de otra forma, porque ADORO la comida coreana y porque la como y/o cocino bastante a menudo, voy a empezar hablando de mi restaurante favorito en Barcelona (de los que he probado, claro).

El restaurante Soban de Jo Lee  destaca para mi gusto entre los demás porque la comida está DELICIOSA y es muy casera y tradicional. La mayoría de la clientela es coreana, y eso ya nos dice mucho acerca de su calidad. Es un sitio bastante pequeño, por lo que es recomendable reservar mesa para no quedarte con las ganas, y la atención es muy dedicada y personalizada. El ambiente también es muy tranquilo y acogedor.

Siempre que voy pido toppoki, que a pesar de ser la cosa más picante EVER y de que me haga saltar las lágrimas, oh Rain, eso es increíblemente bueno. Anoche fui y esto fue lo que cené.

OMFG...
OMFG…

Menuda pinta, ¿eh?

El toppoki -떡볶이- es una pasta hecha con arroz glutinoso (el mismo que se usa para hacer los famosos mochis japoneses) a la que se le da esta forma de “macarrones” pero a diferencia de éstos, son macizos, o sea, no huecos por dentro. La textura es bastante como chiclosa, con lo que te puede resultar un tanto extraña la primera vez que los pruebas. El punto fuerte de este plato es la salsa extra-pincante-muerte-segura que no puede faltar en la comida coreana en general y que tiene como ingrediente principal la pasta de guindilla. Literalmente, lloras. Además en este restaurante lo sirven por fideos de boniato (japchae -잡채- ) que también están de muerte.

El otro plato que pedí fue el archifamoso bibimbap -비빔밥- que consta de una base de arroz, diversas verduras, carne picada y un huevo frito encima. Aparte trae una salsa picante (of course) que se echa por encima una vez que mezclas todos los ingredientes con el arroz. Es probablemente una de las comidas coreanas más famosas después del kimchi.

Todo lo que veis en la parte de abajo de la foto son acompañamientos. Por defecto en la gastronomía coreana se sirven como mínimo 3 tipos de acompañamientos con la comida, cuantos más sean, más elevado se supone que es el status del lugar en el que estamos comiendo. En esta ocasión me sirvieron kimchi de pepino (la cosa más rica EVER), unas tortillitas rellenas de carne picada, boniato asado, brotes de soja, una especie de ensaladita de pepino y pimientos y tofu frito, que estaba delicioso.

Como comprenderéis, después de este hartón de comida no hubo sitio para el postre. En general los coreanos no comen postre después de las comidas, y de hecho en este restaurante creo que no aparece como tal en la carta. Simplemente, cuando acabas de comer, la dueña te sirve de manera gratuita fresas, sandía, naranjas (precortadas y pre-peladas para que no te tengas que esforzar demasiado) o incluso tarta de chocolate, siempre con una cuidadísima presentación.

En resumen, que es un restaurante buenísimo en el que comes comida deliciosa, abundante (más que abundante, diría yo), sana y tradicional, y lo mejor, a un precio muy bueno. ¿Repetir? Claro, siempre que puedo.

¿Habéis probado la comida coreana? ¿Hay restaurantes coreanos en vuestra ciudad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *