Bibimbap.

Me encanta la comida coreana. En ella abundan los vegetales, las salsas picantes y generalmente consta de platos muy fáciles de preparar. Además no suelen usar la sal y yo soy de tendencia bastante sosa cocinando, jeje.

Hoy me he atrevido con mi primer bibimbap. Como tengo una arrocera desde hace años, no hay demasiada complicación con la preparación del arroz, queda en su punto y sin que tengas que entretenerte ni vigilarlo para nada. Añadí carne picada, zanahorias, cebolla y espinacas que preparé por separado siguiendo la receta de Paella de Kimchi pero sustituyendo algunos ingredientes porque o no los tenía o por preferencias personales decidí simplificarlo un poco.

La salsa también la hice yo, y a falta de polvo de guindillas utilicé pimentón picante, agua, azúcar, salsa de soja y aceite. ¡Fue todo un éxito!

Yummy!
Yummy!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *